UNGA UNGA O MUERTE

Por Gonza

Esto es un experimento. Vamos de la teoría a la práctica. El tema de hoy son los chistes. Esos con los que Ud. asombra y divierte a sus amigos, con los que se luce en cumpleaños, asados, cenas y fiestas varias, convirtiéndose en el centro de la reunión.
Hay también chistes escolares de esos que nos han contado en los recreos, horas libres, etc. Hay chistes adultos, infantiles y yo agregaría una tercera categoría que es el chiste adolescente.
Los hay muy populares, son los mejores, los que gustan a todo el mundo y se van transmitiendo de generación en generación superando las fronteras y el paso de los años.
Tan es así, que a veces la sola mención de una palabra hace que todos recordemos ese chiste, a veces sin poder precisar quien nos lo contó ni cuando. De tal manera que el chiste se transforma en incontable por archiconocido, pero después el transcurso del tiempo hace que vuelva a ser un chiste original que dejo de contarse por saturación y el ciclo se retroalimenta (no se si se entiende, pero que la complique, la complique).
Hay chistes que son infaltables en la formación cultural de cualquier persona, y aquel que los ignore sera una persona que carece de infancia, cual Don Fulgencio, con todos los problemas psicològicos graves que ello acarrea.
A continuación voy a confeccionar una lista de los chistes que para mi son los mas populares, quiero confrontar con los lectores teniendo en cuenta también que este blog es internacional (se agrandó Chacarita, bueh, mas o menos).
El que no sepa alguno que lo ponga en los comments y se lo cuento para que no se quede de garpe. Ojo que se puede llegar a pasar por caído del catre (¿Cómo no vas a conocer los de Jaimito?).
Veamos. Para mí los más característicos son:
A la cabeza de la lista el infalible: Unga unga, o muerte (puede cambiar el termino africano, pero el chiste ya lo conocemos todos, es muy bueno…).
De mente y de chequelete.
Porque el perro mueve la cola.
El chiste de Otto.
Toc toc, no hay nadie.
Viva el chuf.
El traca traca.
El del camello que no quería caminar.
Yo soy loco pero no soy boludo.
Recopla.
Cojo horrible.
El colectivero que le faltaba una oreja.
El guiño del auto y el opa.
99 tac, 99 tac.
Los patitos de Jaimito.
¿esta fresco el dìa?
Las monjitas que las querian envenenar.
El loco que tenia atado un peine.
Y los “que le dijo” (la cuchara al azúcar, la soda al vino, el sorete al pedo, etc.)
Los colmos (el del bombero, el del zapatero)
En que se parecen (el cocinero y el buzo, el piano y la lata)
Los mama, mama (el inodoro que da vueltas, el alfajor con hilo)
Estimado lector: tenga cuidado con estos chistes porque son un quemo en cualquier repertorio que se precie. Absténgase de contarlos, ya que corre el riesgo de que todos los presentes entonen al unísono y entre risas la canción: “Que los cumplas feliz”, pero no a Ud. ni a nadie, al chiste se la van a cantar. Algunos son centenarios.
Pàrrafo aparte para Los de Fritz y Franz que creo que han perdido popularidad. Ese fino humor germano, no tiene tanta vigencia y hay gente que no identifica ninguno de este genero, aunque existen decenas.
Este es un post participativo, se aceptan agregados de otros chistes populares para completar mejor la lista.

0 comentarios: