EL MISTERIO DE LOS AUTOS

Mariano
Como ya posteé una vez, no entiendo nada de autos, sólo se que el mío me lleva y me trae donde quiero y que cada tanto hay que echarle nafta y cada más tanto hay que echarle aceite y agua y mirarle las gomas (al auto, querido, al auto!!!!).-
El resto es para mi un misterio. Hace unos días que mi auto cuando recién lo arranca hace un ruido durante unos minutos. Obviamente, al escuchar el ruido, hice lo que cualquier macho argentino hace al instante: abrir el capot. Para qué???? Que pensaba encontrar??? Salvo que la pieza que hace ruido hubiera estallado recién y todavía se vieran restos de llama, no tengo idea que puede hacer lo que hace ruido. El motor es una cosa sucia, llena de cables, chirim-bolos y cosas con nombres estrafalarios como cigüeñal, retenes, etc.
Y ni hablar si lo llevás al mecánico. Nunca te sentís tan boludo como en ese momento. El tipo te explica “es la bobina del chiquiflautico, se le salió el perno, hay que cambiarla” Y vos decís a todo que sí, porque no sabés de que te habla. El quía te secuestra el auto una semana (durante la cual siempre sospechás que lo usa y te pasás mirando todos los autos iguales al tuyo a ver si lo descubrís) y cuando vas te muestra unas piezas oxidadas que tiene por ahí arriba y te dice “te cambié esto y esto, mirá como estaba, no daba más, yo no sé quien te hizo este arreglo y te puso estas porquerías”. Vos te contenés de decirle que el único que te arregló el auto fue él y que esas mismas piezas oxidadas te parece que ya te las mostró en 1987 cuando llevaste el Super Europa a arreglar. Además se parecen sospechosamente a las piezas de lavarropas que hace unos días te mostró el service. Pero como uno no sabe, garpa calladito y se va convencido que lo estafaron y prometiendo iniciar un curso de mecánica por correspondencia, mandando los cupones que salen en la Patoruzito.-
Pero cada tanto, viene lo peor. Uno quiere cambiar el auto. Si es un millonario no tiene mayor problema, manda al mayordomo a comprar un 0 km. último modelo como hago yo todos los 2 de Enero (porque el 1º la concesionaria está cerrada). Pero los ratas como Uds, queridos lectores, que a gatas llegan al usado, están en problemas. Porque caen en manos de un estafador peor que el mecánico: el vendedor de autos usados. El pánico es indescriptible, porque sabemos positivamente que el tipo nos quiere vender la pero cagada que tiene en stock y que no tenemos los mínimos conocimientos para evitarlo. Así, nos ofrece un auto negro con techo amarillo, pero nos aclara “No era taxi, eh! Es que al dueño le gustaban estos colores” o el ya clásico “este lo usaba una viejita los domingos para ir a misa, nada más” y enseguida te apuran “ya me lo vinieron a reservar, apurate a llevarlo, porque esta tarde me traen la plata y se lo llevan”. Y uno, que es un bolas importante, llama al mecánico (sí, el que lo estafó en el párrafo anterior) para que se lo revise. Al tipo le brillan los ojos, pensando todas las veces que tendremos que llevar la catramina que estamos comprando a su taller y nos dice “metele, está fenómeno, con unos retoquecitos lo dejamos hecho un chiche” (si, un chiche, porque sólo lo van a poder usar los pibes para jugar, no anda ni para atrás).-
Es así, amigos, resignémonos, nunca venceremos a esta gente. Estamos condenados a dedicar parte de nuestros magros ingresos a mantenerlos. Si no, a andar en bondi, que es cómodo y seguro, no?

2 comentarios:

zesovela dijo...

I’ve been into blogging for quite some time and this is definitely a great post.Cheers!

generic paxil

' Salzanita ' dijo...

Con mi Fito este post se me hace pura realidad