VAMOS A COMER AFUERA II

Por Gonza

A veces uno va a comer afuera y tiene hambre pero no se sabe bien de que. Es decir, no sabe que catzo pedir. Esa falta de inspiración es terrible. Para mí es muy importante saber que piden los demás. A veces pasa que uno no la pega. Si el lugar no es muy explorado, nos podemos ver obligados a tirarnos al agua con tanto nombre rimbombante, para despues darnos cuenta que era todo puro espamento, y lo peor que nos puede pasar en ese momento es ver el plato de nuestro/a/s acompañante/s y notar que el/lla/llos acertó/aron. Su comida se ve suculenta y tentadora, mientras que a nosotros nos tocó algo mezquinamente servido y pobremente presentado. ¡Que broncas negras me he agarrado! Pero tambien es lindo cuando uno la pega. Nunca falta el desubicado que te dice ¿y si compartimos? – No, de ninguna manera. Si querés pedite vos, pero esto es mío, mío, mio!!

1 comentarios:

Anónimo dijo...

I like use viagra, but this no good in my life, so viagra no good.